jueves, 10 de marzo de 2016

El agua llega al lago Poopó hasta “la mitad de su caudal”
En la zona lacustre, el agua llegó hasta los 745 kilómetros cuadrados, pero aún falta llegar por lo menos a 1.500 kilómetros cuadrados • La Gobernación de Oruro reportó que las aguas del Poopó deben subir a 1.700 kilómetros cuadrados, para confirmar su existencia.
Oruro, El gobernador del departamento de Oruro, Víctor Hugo Vásquez, confirmó que, en base a las fotografías satelitales, el lago Poopó, que se había secado el 13 de diciembre de 2015, ahora “ha recuperado el 50 por ciento de su caudal”.
Según su informe, el espejo de agua llegó hasta los 745 kilómetros cuadrados, pero aún falta llegar por lo menos a 1.500 kilómetros cuadrados, para garantizar una recuperación total, pero todo depende de las lluvias y del caudal que tiene el río Desaguadero, procedente desde el lago Titicaca.
“Es una gran alegría, para nosotros, porque la fauna se está recuperando”, expresó Vásquez. Dijo que los comunarios ya pudieron ver el retorno de las parihuanas o flamencos, patos e incluso algunos peces, aunque en escasa cantidad. El lago estaba seco y con grietas en el territorio durante casi tres meses, en la época de mayor calor que soportó el departamento de Oruro, donde las temperaturas máximas llegaron hasta los 23 y 24 grados centígrados, provocando preocupación general en la ciudad y las provincias.

La versión del Gobernador de Oruro fue corroborado también por algunos comunarios, especialmente de las poblaciones urus que viven en los alrededores del lago. Valerio Rojas, exautoridad originaria, dijo, sin embargo, que aún es poca la cantidad de agua que existe en el lago. Dijo que el lago debe crecer por lo menos a 1.700 kilómetros cuadrados, para confirmar la existencia del lago, ya que su máximo establecido alcanza a 2.500 kilómetros cuadrados.
Explicó que con la experiencia que tiene, hasta el momento, se ha recuperado 600 kilómetros cuadrados de agua, pero la profundidad apenas alcanza a los 50 centímetros de agua, en los lugares más bajos, ya que en forma normal, el lago debe alcanzar por lo menos a 1.50 metros de profundidad.

En la época de mayor cantidad de agua se llega a 3.00 metros de profundidad
Según el Gobernador, es posible que llenar el lago Poopó signifique por lo menos tres años, como muestran las experiencias que tiene. Este año, las lluvias no fueron muy fuertes, pero las que se registraron en La Paz, alrededor del lago Titicaca, ayudan a mantener el caudal del río Desaguadero, para alimentar el lago Poopó.

Según el comunicado oficial de parte del Consejo de Autoridades de la Nación Originaria Uru, emitido hace poco, los habitantes del lago “no han perdido la esperanza de mantener intacto su territorio, ya que su territorio sigue siendo el lago Poopó, para su supervivencia”. Por ese motivo, pidieron a las autoridades nacionales y departamentales presentar informes sobre el trabajo realizado hasta la fecha, para la recuperación y la preservación del lago. El Diario