lunes, 14 de diciembre de 2015

Visten con manta y pollera a alcalde por irregularidades en su gestión
En el municipio de Caquiaviri, en el departamento de La Paz, el alcalde Bruno Álvarez fue vestido con pollera y manta, además fue obligado a dar una vuelta por la plaza del pueblo como una sanción por las irregularidades en la administración de los recursos económicos.
El diputado opositor Rafael Quispe dijo que se procedió de esta manera por la mala administración de cinco proyectos del Fondo Indígena; sin embargo, el concejal de ese municipio, Ángel Gutiérrez, dijo que no se habían destinado recursos a la marka de Achiri.
Independientemente del hecho de corrupción que es investigado por el Ministerio Público, Quispe lamentó que se use a las mujeres y su vestimenta como una forma de sanción. "Realmente es denigrante" desde el punto de vista de los derechos de las mujeres, comentó.  Esta práctica, que era muy común en las comunidades y hasta en las ciuades de Bolivia ha sido duramente criticada por activistas de derechos de las mujeres. Pese a ello, todavía persiste como una forma de castigo.

Quispe denunció que "con la plata del Fondo Indígena han hecho campaña para las elecciones nacionales" y que la diputada suplente del MAS, Adela Álvarez, ha promovido a su hermano Bruno para que sea Alcalde. "Le visten de mujer porque se cansan del mal manejo", denunció el legislador.
En tanto que el concejal de Caquiaviri, Ángel Gutiérrez, aclaró que fueron comunarios de la marka Achiri quienes promovieron la sanción contra la autoridad municipal, porque supuestamente no destinó recursos que correspondían a su región. Precisó que la causa no fue el Fondo Indígena.
Según Quispe, el hecho habría sucedido el pasado martes, cuando los mallkus de esa región resolvieron vestir a la autoridad municipal de mujer como un acto de sanción. "Le vistieron de pollera, de mujer. Le dijeron que no se haga manejar por su hermana", refiriéndose a la diputada Adela Álvarez.

No obstante, el actual Alcalde de Caquiaviri administró proyectos del Fondo Indígena con su hermana, la diputada Álvarez, por el partido gobernante, declaró Quispe.
En el municipio de Caquiaviri se tendrían que haber ejecutado cuatro proyectos por un valor de poco más de 4 millones de bolivianos.

El proyecto de capacitación e instalación de cocinas ecológicas en las 72 comunidades en el municipio de Caquiaviri; implantación de gallinas criollas de doble propósito en las mismas comunidades; mejoramiento de forrajes alfa alfa ranger americano; implementación de carpas solares para el cultivo ecológico de hortalizas y el proyecto introducción de ganado ovino en el municipio.
Todos los proyectos tenían un valor de poco más de 4 millones de bolivianos. "Se manejó entre familiares los proyectos (…) Le hicieron dar una vuelta la plaza y parar en las cuatro esquinas (al Alcalde)", relató Quispe.
lostiempos.com