martes, 24 de noviembre de 2015

Turquía derriba un avión militar ruso cerca de la frontera con Siria
Rusia ha confirmado que se trata de uno de sus aviones de combate que se encuentran sobrevolando el espacio aéreo de Siria, y niega haber violado el espacio aéreo turco. Los pilotos del avión habrían conseguido eyectarse antes del ataque, según informan medios locales, al parecer fueron abatidos en sus paracaídas según reportes.   

La aviación turca derribó este martes un avión militar ruso que supuestamente habría violado su espacio aéreo cerca de la frontera con Siria, informaron los canales de televisión turcos NTV y CNN-Turk citando fuentes militares. Se trata de un Sukhoi Su-24. Según han afirmado las autoridades turcas, el derribo se habría llevado a cabo mediante aviones F-16 después de que este violara el espacio aéreo turco. El ataque vendría después de varias advertencias a la nave.
Rusia ha confirmado, desde el ministerio de Defensa, que se trata de uno de sus aviones de combate que el gobierno tiene sobrevolando el espacio aéreo sirio, desde donde se encuentra apoyando el régimen de Bashar al-Assad. Sin embargo, Rusia insiste en que su aeronave se encontraba todavía en el espacio aéreo sirio. Putin se ha mencionado al respecto, y ha definido el hecho como "una puñalada por la espalda". Un hecho que sin duda va a llevar a elevar las tensiones entre Rusia y Turquía. Del mismo modo confirma que los dos pilotos pudieron eyectarse.
Desde el Kremlin son muy duros con lo sucedido. "Es un incidente muy serio", declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, ante periodistas, a los que pidió "ser pacientes. Cuando haya más informaciones, todo quedará más claro", añadió.
Las dos televisiones difundieron imágenes de la caída de un avión militar en llamas en las montañas cercanas a la frontera turca, frente a la provincia de Hatay (sur). "Estamos intentando identificar la nacionalidad de este avión", declaraba en un primer instante un responsable turco a la AFP. Ya que el derribo se llevaba a cabo sin conocer la identidad del avión. 
Ankara ya ha advertido de que llevará el tema a la ONU y a la OTAN. "El ministerio de Relaciones Exteriores llevará a cabo las iniciativas necesarias ante la OTAN y la ONU, a nivel de los países concernidos, siguiendo instrucciones del primer ministro Ahmet Davutoglu", informó en un comunicado antes de que se supiera de quién se trataba.
La OTAN se reunirá de urgencia esta tarde tras los sucedido
La reunión está prevista que se realice en la tarde del martes a las 17:00 (15:00 GMT). Según informan funcionarios, el objetivo de la reunión extraordinaria es para “informar a los aliados sobre el derribo del avión ruso”.
Para entrar en antecedentes, sería la tercera vez que Turquía denuncia la violación de su espacio aéreo por parte de un avión ruso. El 5 de octubre Ankara denunciaba que dos aviones de combate rusos habían entrado en su espacio aéreo sin autorización lo que catalogaban de un “comportamiento irresponsable”, y además realizaban una advertencia directa a Moscú por acercarse al “peligro extremo”, esta vez Turquía, después de emitir varios avisos a las aeronaves, según ha informado el propio Gobierno Turco, ha procedido a derribar el avión.
Buscando a los dos pilotos del Sukhoi Su-24
Las preguntas ahora, giran en torno a qué ha pasado con los dos piltos que según los medios locales habrían logrado eyectarse antes de que el artefacto fuese atacado. La difusión por algunos medios de un vídeo en el que se ve un grupo de rebeldes armados en torno al soldado ruso tendido de espaldas en el suelo con moretones y sangre en su rostro. Sin embargo, las imágenes no dejan claro si el piloto está vivo o muerto. Por lo que hacía saltar las alarmas en cuanto a la posibilidad de que uno de los pilotos podría haber sido capturado por el grupo rebelde que se encuentra en la zona. Si bien en un primer momento se apuntó que uno de los pilotos habría sido capturado y asesinado por el grupo rebelde, ha sido el portavoz de este comando el que lo ha negado. Según las últimas informaciones, el piloto ya estaría muerto en el momento en el que tocaba tierra.
El otro piloto podría haber sido, también, capturado por otra milicia de rebeldes.

Actualmente en Siria únicamente se encontrarían sobrevolando el espacio aéreo aviones del régimen de Bashar al-Assad, aviones de combate de la armada rusa así como también aviones procedentes de Estados Unidos que apoyan a los rebeldes moderados por aire contra el Estado Islámico. Lo que ha colaborado a una rápida identificación de la nave. A penas unos minutos después del ataque Rusia ha reconocido que se trataba de una de sus naves.