jueves, 16 de julio de 2015

Policías habrían robado droga y dinero a narcotraficante


Las versiones de un varón, dedicado presuntamente al narcotráfico, serán contundentes para esclarecer el robo de al menos 50 kilos de droga -al parecer cocaína- por tres policías detenidos el 1 de julio tras una operación en la calle Huáscar del distrito de Wanchaq, en la “desapareció” el estupefaciente.

El caso “Narcopolicías” continúa en investigación por el Ministerio Público y la policía, ayer las autoridades se desplazaron a la vía Pisaq-Huambutío para la reconstrucción del presunto robo de droga, dinero y documentos a narcotraficantes, aquí participó el “colaborador” eficaz y posible víctima de los agentes.
Éste, cuya identidad se mantienen en reserva, que se le cubrió el rostro con un pasamontañas, una peluca negra y lentes de sol, relató minuciosamente por casi dos horas lo ocurrido al promediar las 11:10 horas de aquél día, horas antes de que el escándalo se hiciera de la calle Huáscar.

EN LA RUTA
Según la versión oral del desconocido, los policías William Condori Huacac, a quién se refirió como “condorito”, Javier Palacios Quisperocca y un tercero cuya identidad se desconoce por el momento, le habrían interceptado con armas de fuego cuando este viajaba con un vehículo, por el sector de “La Oroya” vía Pisaq-Huambutío, para quitarle la droga.
“Ya perdiste, entrega la droga”, le habrían expresado entre algunos insultos y mentadas de madre; estos vestían chaleco de la “DIRANDRO VRAEM” y una gorra con el grado de capitán. Posteriormente en la misma ruta se habría producido otra interceptación, los agentes arremetieron nuevamente con éste para supuestamente quitarle unos 4,600 dólares y 1450 nuevos soles.
Esa tarde el colaborador e investigado en el escándalo policial habría visto el vehículo con el que le interceptaron por la comisaría de San Jerónimo, pero ante el desazón que atravesaba habría decidido denunciar lo ocurrido en la comisaría de Wanchaq, esa misma tarde pasada las 14:00 horas de produciría una intervención policial en Huáscar.
Aquí cayó El sub oficial técnico de segunda, William Condori Huacac (42) con el auto X1I-210, en el momento trascendía por fuentes policiales que se habría generado una “pase” de droga cuyo cargamento habría desaparecido por la fuga de una camioneta.
Horas después de montó un operativo, se conoció la detención del sub oficial Javier Palacios Quisperocca, Wilfredo Condori Velarde, los civiles Hugo Mellado Baca (40), cuñado de Condori Huacac, Luis Alberto Alonzo Huacac (29), Vilma Mendoza López (32), Petronila Bustamante Huamán (22) y la adolescente de iniciales R.O.Q. (17).

AQUELLA TARDE
Esa tarde después de las acciones en la calle Huáscar la policía llegó a la vivienda B-10 de la urbanización Trébol en el distrito de San Sebastián, ante una denuncia de robo a mano armada a solicitud de un joven. Éste vio como una persona salía e ingresaba con un maletín y una mochila al auto de placa X2j-275.
Al caerle las autoridades fue identificado como, Hugo Mellado Baca (40), propietario del auto, nervioso e intentando hablar coherentemente, dijo ser cuñado de Condori Huacac. A éste se le encontró en un bolso “canguro” y una maleta dos pistolas, billetes en soles y dólares. Ante la insistencia de la PNP confesó ser el cuñado y fue solicitado para retirar y desaparecer el maletín.

A esta diligencia se aproximó sospechoso en un auto de placa Z1W-577, conducida por el sub oficial de tercera de la PNP Wilfredo Condori Velarde (28), éste intentó interferir la labor de las autoridades. En una labor minuciosa se pudo encontrar en el auto residuos de alcaloide de cocaína, contundente para las investigaciones.
En el inmueble antes mencionado también cayeron, Luis Alberto Alonzo Huacac, la adolescente R.O.Q. (17) empleada del Condori Huacac. En los ambientes de la casa se encontraron una bolsa con restos de más alcaloide de cocaína, prendas policiales y otros enseres. Después serían detenidas Vilma Mendoza López en la cómoda de esta se halló una bolsita con restos de marihuana y más municiones.

EN RESERVA
El fiscal antidrogas Jorge Camargo Durand, que ayer llevó bajo estrictas medidas de seguridad y acciones documentadas con fotografía, equipos de filmación y peritos en criminalística que levantaron las huellas dejadas presuntamente por las interceptaciones que hicieron los policías al colaborador y presunto narcotraficante, se mantuvo en reserva y espera continuar con recabar una serie de detalles.

No obstante se conoció que en estas investigaciones habría más policías investigados, incluso uno estaría con las horas contadas.
El Bacan