jueves, 30 de julio de 2015

Modelo y futbolista colombiana sería ejecutada en china
Encontraron cocaína entre sus cosas y podría ser condenada a pena de muerte.

Juliana Lopez, modelo y futbolista colombiana de 22 años, hija única de un matrimonio de comerciantes de Medellín de clase media, combinaba sus estudios universitarios de Contaduría pública (contable) con trabajos de modelo. En sus ratos libres era una apasionada jugadora del equipo femenino Las Divas del Fútbol. El pasado 18 de julio, en el aeropuerto de Guangzhou, antiguo Cantón, la policía halló en su portátil una sustancia que sería cocaína.       Juliana enfrenta un grave problema legal en China, un delito que es castigo hasta con pena de muerte.
La joven viajó a ese país, como lo hizo en 2014, para comprar ropa y otros accesorios que después vendería en su natal Medellín, sin embargo, ha quedado detenida por presunto tráfico de drogas. La situación se agravó cuando su novio Juan Esteban Martín también fue arrestado por la misma falta, el 21 de julio, dos días después que ella.
La noticia ha causado mucho revuelo en Colombia, donde las amigas y conocidos de Juliana aseguran que ella no tiene ningún vicio y jamás se ha sospechado que se dedique al tráfico de sustancias.
Juliana estudia una licenciatura en contabilidad y se paga la carrera con los ingresos que tenía como modelo y por los productos que traía de China para vender, por lo que aseguran alguien "sembró" la droga en sus cosas. Según la prensa colombiana, los padres de Juliana están devastados por la situación y no saben mucho de su hija, ya que en China está prohibido que los presos hablen con gente del exterior.
La familia y amigos de Juliana están pidiendo donaciones en Colombia para poder contratar a un abogado y un traductor en Chinas, también utilizarán el dinero recaudado para viajar a ese país e intentar contactar a la mujer.
La embajada colombiana en Beijing ya puso manos a la obra, pero hasta ahora no han podido hacer nada al respecto. Si se comprueba que Juliana traficó drogas, podría ser condenada a pena de muerte, de hecho, hay nueve colombianos en China programados para pagar esa condena.