domingo, 7 de junio de 2015

Desaguadero: Celebran el Día de la Jura  y fidelidad a la Bandera
Desaguadero, 07 de junio 2015. Hoy no es precisamente el Día de la Bandera, como muchos creen, sino el Día de la Jura a la Bandera; un acto que por largos años fue reservado solo a las Fuerzas Armadas y Policía Nacional del Perú (PNP) y que, desde hace 35 años, con la inauguración de la Plaza a la Bandera, se realiza conjuntamente con la población civil.

En la ciudad binacional, Plazoleta Bolognesi, muy cerca al puente internacional peruano y boliviano autoridades de esta jurisdicción, instituciones educativas conjuntamente con representantes de la Policía Nacional del Perú, renuevan ese juramento ante las escoltas  ubicadas alrededor del monumento de Francisco Bolognesi.

Gobernador Palermo calisaya  encabezó la Ceremonia por el 135° Aniversario de la Batalla de Arica y la Renovación del Juramento de Fidelidad a la Bandera , el acto de jura  a la bandera realizo el Mayor PNP  Jorge Enrique Mendoza Espinoza, comisario del sector.

Posterior de la ceremonia todas las instituciones educativas de nivel inicial, primaria y secundaria realizaron su desplazamiento con fervor patriótico  en la pista del desfile ante centenares de espectadores.
Historia
La celebración del 7 de junio se remonta a 1880, fecha en que se gestó en Arica una de las páginas más dignas de la historia del Perú. La batalla de Arica que enfrentó a nuestro ejército con los invasores chilenos, es un ejemplo inolvidable de heroísmo y honor que honra a nuestro pueblo y a nuestros soldados, pero que enaltece, fundamentalmente, la figura del heroico coronel Francisco Bolognesi, jefe de la plaza, y a sus más cercanos colaboradores que decidieron entregar su vida en defensa de nuestra integridad territorial.
La guerra iniciada en abril de 1879 se desarrolló inicialmente en el mar, hasta la muerte gloriosa del almirante don Miguel Grau en el combate de Angamos. Sin la defensa de nuestra armada, ya destruída, los chilenos se aprestaron a invadir los territorios apetecidos. Primero fueron derrotados en Tarapacá, pero luego se recuperaron y derrotaron a nuestro ejército en Tacna.
La ciudad peruana de Arica había quedado aislada y el coronel Bolognesi en gran inferioridad numérica se prestó a defenderla. Asediado por tierra y por mar, Bolognesi escuchó el pedido de rendición que le hacían los chilenos a quienes toda resistencia les parecía inútil; pero la respuesta de Bolognesi al emisario chileno fue la inmortal: "Tengo deberes sagrados, y los cumpliré hasta quemar el último cartucho", respuesta que fue ratificada por sus jefes y oficiales.
La batalla se realizó inexorablemente el 07 de Junio de 1880 en el morro de Arica y Bolognesi, junto a la mayoría de sus jefes, incluyendo al heroico coronel Alfonso Ugarte, murieron defendiendo el honor nacional.

Tras el combate, las fuerzas chilenas ocuparon la plaza. En medio del caos inicial, soldados chilenos dispersos asesinaron a numerosos prisioneros peruanos a las puertas de la iglesia de la ciudad y cometieron destrozos y saqueos, hasta que los comandantes chilenos lograron restablecer el orden. Entre las víctimas civiles estuvo el comerciante italiano Santiago Carniglia asesinado en su tienda. Asimismo, más de 300 cadáveres de combatientes peruanos fueron arrojados al mar desde la cima del morro.