jueves, 20 de noviembre de 2014

Perú y Bolivia establecen  simulacro binacional de emergencias

La actividad se desarrolló a las 09:00 horas, en la comunidad de Huancollo de la jurisdicción de  Desaguadero, en la provincia de Ingaví, departamento de La Paz, Bolivia. A 8 kilómetros del puente internacional, la actividad contó con la participación de las autoridades de  ministerios de Salud de Perú y Bolivia. En este mismo lugar el año pasado se produjo un accidente automovilístico y varias personas perdieron la vida y otros resultaron heridas de gravedad, por eso fue elegido como escenario para el ensayo.

El Director de la Oficina General de Defensa Nacional (OGDN), del Ministerio de Salud (Minsa), Percy Rudy Montes Rueda, dijo: que  la salud no tiene fronteras, actualmente ya existe acuerdos firmados  de carácter binacional.  La actividad comprende la ejecución de un guión con las secuencias de acciones estratégicas que efectuaron los servicios de salud de ambos países en los procesos de preparación y respuesta, a fin de asegurar la atención inmediata de las víctimas de un accidente vehicular de alto impacto.

Con el objetivo de implementar el marco del plan de integración de fronteras, para evaluar los mecanismos de preparación, atención y asistencia mutua frente a los eventos adversos que puedan presentarse en la zona de frontera se efectuó un simulacro binacional. De acuerdo al reporte del Centro de Operaciones de Emergencias (COE Salud), el accidente se produjo por la colisión de dos minibuses, de inmediato se atendieron a 23 “heridos” por parte de los brigadistas y personal de salud de la zona.

El personal de salud de los Centros de Salud Desaguadero, tanto de Perú como de Bolivia, se movilizó a la zona del accidente para brindar atención a los “heridos”, que presentaron lesiones y fracturas, pero que fueron estabilizados y referidos a los establecimientos de salud. Lamentablemente, se informó que dos personas adultas “perdieron la vida” por el fuerte impacto del accidente.
Por otro lado los servicios de salud fronterizos realizaron un trabajo responsable que demuestra el fortalecimiento de capacidades, a través de la puesta en práctica de las técnicas de triaje, primeros auxilios, atención primaria, búsqueda y rescate, el sistema de radiocomunicación, el desplazamiento inmediato de ambulancias y la referencia de pacientes a los establecimientos de salud de las provincias de Puno y de Ingaví, respectivamente.

La actividad contó con el apoyo de la Policía Fronteriza de Bolivia, las dependencias de Migraciones, Aduanas y del Ministerio Público; Estudiantes del Instituto Superior Tecnológico de Desaguadero, Serenazgo de Juli, las empresas de transportes locales, pobladores de la comunidad de Huancollo, entre otras instituciones pares de la parte boliviana.

El evento forma parte de las acciones del Plan Andino para la Gestión del Riesgo de Desastres en el Sector Salud, elaborado por el Organismo Andino de Salud - Convenio Hipólito Unanue (ORAS-CONHU), con el propósito de implementar un trabajo conjunto y articulado entre los Ministerios de Salud de la región frente a las emergencias y desastres, priorizando acciones en los espacios fronterizos.